La Calahorra peregrinó a Lanteira para ganar el Jubileo del beato Manuel Medina Olmos

Junto a los calahorreños había, también, un grupo de feligreses de Alcudia de Guadix que hicieron la misma peregrinación

En La Calahorra, la mañana del 28 de febrero ha tenido aires de fiesta, por ser el día de Andalucía, y aires de peregrinación. La Hermandad de San Gregorio de la parroquia de La Calahorra ha organizado una peregrinación al templo jubilar de Lanteira, para venerar al beato Manuel Medina Olmos. Una peregrinación a pie, que tuvo lugar ese día 28.

Lo primero que se hizo, todavía en La Calahorra, fue despedirse del santo nacianceno, San Gregorio, en su ermita. Después, en la iglesia parroquial se rezó una oración al Santísimo Sacramento a los pies del sepulcro del beato Joaquín Gisbert y, por último, un Avemaría a la Virgen en su ermita de la Misericordia. Y comenzó la peregrinación, andando desde La Calahorra a Lanteira: dos pueblos unidos por la fe y por tener dos beatos.

Camino de Lanteira se pasó por Alquife, donde se hizo una oración a San Hermenegildo en la Iglesia y otra en su ermita. Y, así, se llegó a Lanteira.

Tras pasar por la Puerta Santa, los peregrinos celebraron la Eucaristía. Junto a los calahorreños había un nutrido grupo venido de la parroquia de Alcudia de Guadix, que también salieron andando desde La Calahorra.

Fue una jornada festiva y alegre, que nos recuerda que siempre somos peregrinos en este mundo en busca del Señor. Que el beato Manuel Medina Olmos y el beato Joaquín Gisbert nos ayuden en el caminar de la vida.

Mercedes Rueda Hernández.

Hermandad de San Gregorio. La Calahorra