Ayuda a la Iglesia Necesitada, una nueva etapa en la diócesis de Guadix

 

Ayuda a la Iglesia Necesitada (AIN) echa a andar en la diócesis de Guadix con un nuevo equipo. Desde estos días, son Emilio y Olalla quienes se harán cargo de animar la concienciación sobre la realidad que sufren tantos cristianos perseguidos en el mundo, donde viven su fe entre el riesgo al martirio y la clandestinidad, y que necesitan de nuestra ayuda. El lunes 24 de febrero, recibieron la visita de la responsable regional en el sur de AIN, Ana González, que se desplazó desde Sevilla para mantener un encuentro con los nuevos responsables en la diócesis de Guadix e iniciar con ellos su proceso de formación.

Ese mismo día 24, desde la delegación de AIN de Córdoba, se hicieron llegar tres objetos traídos desde Siria, que conservan los rastros de la guerra y la persecución religiosa, y que sirvieron para presidir una celebración por la Iglesia necesitada y los cristianos perseguidos. Esta celebración tuvo lugar en la capilla de las religiosas de María Madre de la Iglesia y estuvo presidida por el obispo, D. Francisco Jesús Orozco.

Presidiendo la capilla, se encontraba parte del báculo de un obispo, un crucifijo al que solo le quedaba parte de un brazo colgado de la cruz y un icono con una bala incrustada y que refleja con claridad el horror que se pudo vivir ante él. Este mismo icono ya pasó por varias parroquias de la diócesis de Guadix el pasado mes de julio. Estos tres objetos, que son tres reliquias, sirvieron para motivar la oración y presidieron la capilla durante la celebración de la Eucaristía. Algunos accitanos participaron de este momento tan emotivo e intenso.

A partir de ahora, Ayuda a la Iglesia Necesitada mantendrá un calendario de actividades y convocatorias que ayudarán a concienciarnos sobre esta realidad y a ser solidarios con esos cristianos perseguidos. En la actualidad, hay emprendida una campaña de ayuda a la Iglesia necesitada de Venezuela, con actos de sensibilización y con recogida de donativos.

 

Ayuda a la Iglesia Necesitada

La fundación pontificia Ayuda a la Iglesia Necesitada, promovida por el Papa Pío XII, fue iniciada en 1947 para ayudar a la Iglesia católica en países de verdadera necesidad, a los miles de refugiados y a los cristianos perseguidos en el mundo a causa de su fe.

La Fundación se financia exclusivamente con donativos de benefactores y la ayuda se destina a los proyectos y necesidades presentados por los misioneros y religiosos de la Iglesia católica que están presentes en los países más necesitados.

Anualmente apoyan alrededor de 6.000 proyectos pastorales y de emergencia humanitaria en más de 145 países, con 23 oficinas en el mundo, entre ellas la de España desde 1965, dedicadas a la información, al fomento de la oración y a la recaudación de fondos para la cobertura de estos proyectos.

Antonio Gómez