Los religiosos de la diócesis de Guadix celebraron juntos el día de la Vida Consagrada

Los religiosos y religiosas de la diócesis de Guadix celebraron su día, el de la Vida Consagrada, el pasado 2 de febrero, fiesta de la Presentación del Señor en el Templo. Fue una celebración entrañable en la catedral, en la Misa Pontifical, en la que el obispo, D. Francisco Jesús Orozco, habló del don que supone la Vida Consagrada para la Iglesia y para el mundo. También para la diócesis de Guadix


Este año, la jornada se ha presentado con el lema “la Vida Consagrada, con María, esperanza de un mundo sufriente”. Es un lema que habla de la gran labor de ayuda que realizan los religiosos, sobre todo con los más desfavorecidos y necesitados. También, del testimonio de esperanza que ofrecen con sus vidas.
Al finalizar la celebración, el obispo se hizo una foto con los religiosos de, de toda la diócesis, pudieron asistir a la Misa de la Catedral.
Antonio Gómez