Tras las Navidad llega la Visita Pastoral

 

Terminada la Navidad vuelve la actividad cotidiana a todas las instituciones, en todos los ámbitos sociales y económicos, y para todos. También en la diócesis de se retoma la normalidad en su actividad. Sin embargo, esa normalidad pasa por iniciar algo ya anunciado hace meses y muy esperado para el obispo accitano: la Visita Pastoral. Se inicia ya, esta misma semana, en las parroquias del arciprestazgo del Marquesado. Y las primeras parroquias en recibirla serán las de Jérez del Marquesado, Cogollos y Albuñán.

Con la Vista Pastoral, el obispo puede conocer las parroquias de primera mano, visitándolas, hablando con los parroquianos, celebrando con ellos la fe,… Y todo, de una manera pausada, escuchando, compartiendo… Además, para D. Francisco Jesús Orozco esta va a ser su primera Visita Pastoral como obispo y, aunque ya conoce la mayor parte de los pueblos de la diócesis, le servirá para conocerlos a fondo, para conocer su diócesis.

Una Visita Pastoral no se realiza en tres días. Al contrario, está previsto que se prolongue a lo largo de tres años, para que pueda realizarse con la tranquilidad y el tiempo necesarios. Así, en este curso Mons. Orozco va a realizar la Visita Pastoral a las parroquias de los arciprestazgos del Marquesado y del Fardes-Los Montes. En los dos años siguiente, las hará a los otros tres arciprestazgos restantes. Esas visitas normalmente se van a realizar de jueves a sábado y, en ocasiones, a domingo, para no alterar demasiado la marcha en el resto de actividades diocesanas.

En la Carta Pastoral “Guadix: Iglesia martirial que mira con esperanza al futuro”, D. Francisco Jesús Orozco, además de expresar que quiere y desea comenzar la Visita Pastoral, habla de ella y de la función evangelizadora que tiene: “el obispo quiere estar en todos los lugares donde esté presente la realidad diocesana, las personas que formamos la Diócesis. El papa Francisco es un gran espejo para poder gastar mis mejores energías en este servicio. Constantemente, el papa nos alienta a salir al encuentro de todos, a ir a donde está la gente, a no esperar a que vengan, a tener un corazón misionero y evangelizador, para llevar a todos la cercanía de Jesús. Y quiero ser misionero que se canse en este servicio precioso de estar con los demás”.

Las parroquias del Marquesado ya esperan la Visita Pastoral de su nuevo pastor.

Antonio Gómez