El obispo visitó la comunidad de Hermanitas de los Ancianos Desamparados de Baza

Las Hermanitas de los Ancianos Desamparados de Baza recibieron la vista del obispo de Guadix, D. Francisco Jesús Orozco. Fue el viernes 21 de diciembre, en la casa-residencia que las hermanitas tienen en la ciudad de Baza, donde acogen a mayores y les cuidan.
Esta visita, que sirvió además para felicitar la Navidad, se inscribe dentro de las visitas que el prelado accitano está realizando a las comunidades de religiosos y religiosas de la diócesis de Guadix, para conocerlas más de cerca y, sobre todo, para conocer cómo viven y cuál es la tarea pastoral que realizan.


D. Francisco Jesús Orozco estuvo acompañado por el vicario general, José Francisco Serrano; el vicario para la vida consagrada, Emilio Fernández; el vicario parroquial de Santiago, Nsibiet Linus Ekon; y el nuevo diácono, Ramiro Avidad.
Para el obispo de Guadix esta, a buen seguro, fue una visita muy emotiva, ya que D. Francisco Jesús conoce muy bien el carisma de las Hermanitas de los Ancianos Desamparados, como él mismo ha manifestado en diferentes ocasiones, ya que estuvo muy vinculado a ellas en Córdoba.
No es la primera vez que el obispo visita esta comunidad de religiosas de Baza. Ya lo ha echo en otras ocasiones, como cuando impartió una de las charlas cuaresmales en la ciudad bastetana, el pasado mes de marzo. Las Hermanitas de los Ancianos Desamparados tienen dos comunidades de religiosas en la diócesis, una en Guadix y otra en Baza. En las dos atienden las residencias y a los ancianos a los que dedican su vida.
Antonio Gómez