La diócesis de Guadix se prepara para recibir a la Cruz de Lampedusa

Está fabricada con restos de un naufragio en las costas de Lampedusa (Italia) y recorre el mundo concienciando sobre el drama de la migración e invitando a rezar

La Cruz de Lampedusa llega a la diócesis de Guadix y estará recorriendo pueblos y parroquias durante una semana para ayudarnos a tomar conciencia del drama de los migrantes y, por supuesto, a rezar. Llegará a Guadix el lunes 2 de diciembre, por la mañana, y saldrá de la diócesis el lunes día 9, desde Cuevas del Campo camino de la diócesis de Jaén. Se trata de una Cruz hecha con madera de una patera que naufragó en las costas de Lampedusa (Italia), que ha recibido la bendición del papa Francisco y que ya ha recorrido Italia, ahora lo hace por España y continuará por el resto del mundo.


De hecho, fue el papa Francisco quien animó a que esta Cruz tan especial recorra el mundo para sensibilizar sobre el drama de la migración y las muertes y otros problemas que genera. Para Francisco, las migraciones que se producen en el mundo son un problema grave al que hay que dar respuesta, en Europa y en otros lugares del planeta. Así lo ha manifestado en sus discursos, pero también con sus gestos: su primer viaje tras ser nombrado papa fue precisamente a Lampedusa, en el sur de Italia, tras un terrible naufragio que provocó la muerte de muchos migrantes. Y allí rezó y denunció todo ese sufrimiento.
Esta Cruz que llega ahora a la diócesis de Guadix viene de allí, de Lampedusa, de aquellas costas, con madera de aquellos restos de naufragios. Y, como al papa, nos invita a rezar y a dejarnos concienciar.
En la diócesis de Guadix, la Cruz de Lampedusa va a pasar por muchas parroquias, desde la ciudad accitana hasta el norte de la diócesis. Comenzará su periplo en la Catedral, a las 10 de la mañana del lunes 2 de diciembre. Allí será recibida por el obispo accitano, D. Francisco Jesús Orozco, y, tras la celebración de una Eucaristía, marchará al colegio de la Divina Infantita, donde habrá múltiples actividades y momentos de oración. Ese lunes, a las 18´30 h., en la Plaza de Las Palomas, presidirá un Círculo del Silencio y, desde allí, será llevada a la parroquia de Santiago.
El martes, irá al colegio de la Presentación y a la parroquia de Santa Ana, por la tarde. El miércoles viajará a Baza, al Monasterio de las Dominicas, y por la tarde marchará a las parroquias de Orce, Galera y, finalmente, Huéscar. El jueves llegará a Cúllar y el viernes a Cortes de Baza, por la mañana, y por la tarde a Benamaurel. El sábado 7 de diciembre estará por la mañana en la catedral, en la ordenación de tres diáconos y por la tarde en Baza, en un Viacrucis general por las calles de la ciudad. Terminará su recorrido por la diócesis de Guadix el domingo 8: por la mañana estará en Caniles y por la tarde en Zújar y Cuevas del Campo, desde donde pasará a la diócesis de Jaén, ya en la mañana del lunes 9 de diciembre.
Se trata de una Cruz grande, hecha con maderas de una embarcación que naufragó en las costas de Lampedusa, en Italia, con inmigrantes a bordo. Una Cruz que quiere remover conciencias ante el drama de la inmigración. Y una Cruz que es, sobre todo, una invitación a rezar por los migrantes y por un mundo mejor. Está recorriendo el mundo y ahora pasa por la diócesis Guadix, del 2 al 9 de diciembre.
Antonio Gómez