Este domingo 17 de noviembre se celebra la Jornada Mundial de los Pobres

Este domingo, 17 de noviembre, la Iglesia celebra la Jornada Mundial de los Pobres. Es el tercer año que se celebra y fue instituida por decisión del papa Francisco. En palabras del papa se trata de una jornada privilegiada pues pone de relieve a aquellos que son los preferidos en el Evangelio: los que menos tienen, los más necesitados, los que menos cuentan,… los pobres.


“La esperanza de los pobres nunca se frustrará” es el lema con el que se presenta la jornada este año. Explica el papa Francisco en su mensaje para la Jornada, que este eslogan se presenta “con una actualidad increíble. En sus palabras se expresa una verdad profunda que la fe logra imprimir sobre todo en el corazón de los más pobres: devolver la esperanza perdida a causa de la injusticia, el sufrimiento y la precariedad de la vida”.
“A veces -recuerda el papa- se requiere poco para devolver la esperanza: basta con detenerse, sonreír, escuchar. Por un día dejemos de lado las estadísticas; los pobres no son números a los que se pueda recurrir para alardear con obras y proyectos. Los pobres son personas a las que hay que ir a encontrar: son jóvenes y ancianos solos a los que se puede invitar a entrar en casa para compartir una comida; hombres, mujeres y niños que esperan una palabra amistosa. Los pobres nos salvan porque nos permiten encontrar el rostro de Jesucristo”.
Al menos, en las parroquias, en las Misas de este domingo, habrá una oración por los que menos tienen y para que se acaben las condiciones de vida y estructuras sociales que provocan tanta pobreza como hay en el mundo.
Desde Caritas diocesana de Guadix se nos invita a tener muy presente esta celebración en la Jornada Mundial de los Pobres.
Antonio Gómez