El bastetano Javier Martínez ya está en la misión, en Tegucigalpa (Honduras)

El bastetano Javier Martínez ya está en Honduras, colaborando en la misión del padre Patricio, en Tegucigalpa. Marchó a Honduras a finales de julio y, desde mediados de agosto, ya se encuentra trabajando en las múltiples tareas que se le van encomendando.


Aunque lo primero será conocer aquella realidad, ha sido llegar y comenzar las actividades, como se puede ver por las fotos que nos envía desde Tegucigalpa. Seguro que hay mucho trabajo que realizar, tanto en la colonia como en los colegios que el misionero Patricio Larrosa, natural de Huéneja, y la Ong Acoes han levantado en las afueras de Tegucigalpa, donde tienen escolarizados a casi 10.000 niños, a los que, también, les dan de comer.
Desde Tegucigalpa, Javier Martínez cuenta con alegría que “¡¡por fin comienza lo bueno!! Visitamos algunas aldeas de la zona de Copán Ruinas para colaborar, de la mano de ACOES, en el proyecto Maestro en Casa, que trata de llevar a las aldeas los cursos escolares que oficialmente no llegan”. Donde no llega la escuela, allí llegarán desde la misión.
Javier Martínez es un joven de Baza que este año ha decidido dejarlo todo y marcharse a Honduras para colaborar con el misionero Patricio Larrosa en aquella misión. Javier ha podido conocer de primera mano la dura realidad centroamericana, por su trabajo como ingeniero, y aquello le tocó el corazón y decidió dejarlo todo para dedicarse a ayudar a aquellas personas. Y lo está haciendo en la misión que el padre Patricio viene realizando en las afueras de Tegucigalpa desde hace más de 25 años. Entre otras acciones, Patricio ha levantado una red de colegios que dan formación a niños que, de otra manera, quedarían sin escolarizar. También les ayudan a completar sus estudios en la universidad.
Antonio Gómez