Baza celebró a su Patrona, la Virgen de la Piedad

El domingo 8 de septiembre Baza celebró a su Patrona, la Virgen de la Piedad. Por la mañana, tuvo lugar una solemne Eucaristía, que presidió el vicario general de la diócesis de Guadix, José Francisco Serrano, al encontrarse el obispo de viaje en Roma. Concelebraron los sacerdotes de las cuatro parroquias bastetanas y muchos de los sacerdotes de los pueblos pertenecientes al arciprestazgo Baza-Jabalcón.


Por la tarde, la imagen de la Virgen de la Piedad procesionó por las calles del centro histórico de la ciudad, acompañada por las autoridad de las distintas instituciones de Baza, a las que se unieron el ayuntamiento de Guadix y la Hermandad de la Virgen de las Angustias de Guadix, así como representaciones de las hermandades patronales venidas de Cúllar, Benamaurel y Cortes de Baza. Hay que destacar el gran número de fieles y devotos que iban alumbrando con velas delante de la Virgen de la Piedad, lo que hace que esta procesión sea la más importante de las que se realizan en Baza.
Antes de este día solemne, se ha celebrado una Novena, que comenzaba el 30 de agosto. Han sido días muy intensos y de gran asistencia de fieles. En esta ocasión, ha sido la primera vez en la historia en la que un obispo de Guadix ha predicado en uno de sus días, dado que D. Francisco Jesús Orozco no iba a poder estar el día grande de la fiesta. El novenario terminó el 7 de septiembre con la popular ofrenda floral a la sagrada imagen, en la que participaron las autoridades civiles, los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado, hermandades y cofradías locales, varias instituciones y muchos devotos de la Virgen de la Piedad.
Uno de los momentos más emotivos sucede, cada año, en la tarde del día 6 de septiembre, cuando el Cascamorras, al término de su carrera oficial por las calles de Baza, se presenta ante la Señora en el interior del templo en un breve e íntimo acto de recogimiento y de oración.
Emilio J. Fernández
Rector de la Iglesia de la Piedad de Baza