La Hermandad de la Virgen de los Remedios, patrona de Villafranca de Córdoba, nombra al obispo de Guadix Presidente de Honor

Los villafranqueños se sienten muy orgullosos de don Francisco Jesús Orozco y, si siempre le han mostrado su cariño y cercanía, desde que se hizo público su nombramiento de obispo de Guadix hasta la fecha, han hecho todo lo posible para que su ilustre paisano sienta el cariño y el apoyo de su pueblo, Villafranca de Córdoba. Ya, cuando fue consagrado obispo don Francisco Jesús, abarrotaron con su presencia la Catedral de Guadix. Después, la parroquia y el ayuntamiento de la localidad le rindieron un emotivo homenaje. Ahora, en el contexto de las fiestas patronales, que se celebrarán Dios mediante el próximo día ocho de septiembre. El cabildo general de hermanos, por unanimidad, junto con la parroquia y la aprobación entusiasta del obispado de Córdoba, de donde don Francisco Jesús fue vicario general, lo han nombrado, a perpetuidad, Presidente de Honor de la Hermandad de la Virgen de los Remedios.


Don Francisco ha mostrado siempre su amor a la Virgen de los Remedios, a la que aprendió a amar, como todo villafranqueño, en el seno materno. Este amor y devoción han quedado reflejados en su escudo episcopal. La Virgen de los Remedios ha sido, y es para él, la advocación en la que la presencia maternal y protectora de la Virgen se ha hecho siempre presente en su vida: en la infancia y adolescencia, en la formación y vida de sacerdote, en las responsabilidades pastorales y de gobierno, que los distintos obispos le han encomendado, y, ahora, especialmente, en la grave responsabilidad que Dios ha querido para él como obispo de la Iglesia apostólica de Guadix. La Virgen de los Remedios es protectora, amparo y consuelo de sus hijos, dónde estos se encuentren.
El nombramiento de Presidente de Honor de la Hermandad, fue una sorpresa para nuestro querido obispo, porque nada se le había comunicado al respecto. Este fue invitado a predicar el domingo uno de septiembre, el tercer día de la novena, cosa que hizo con mucho fervor, glosando la figura de la Virgen como modelo de humildad y sencillez, donde la Santísima Trinidad halló siempre su complacencia. Dijo, que hasta la misma escultura de la Virgen de los Remedios, que es pequeñita, nos enseñaba que hacerse pequeños y sencillos es camino para ir al cielo. Aludió en este punto a otra imagen y advocación que había predicado el día anterior, treinta y uno de agosto, la Virgen de la Piedad de Baza, que también es similar en tamaño. Habló del Corazón de Cristo, de sus heridas, las heridas de Cristo que a nosotros, cuerpo místico de Jesús, nos han curado, y de cómo podemos consolar hoy al corazón de Cristo, uniendo nuestras oraciones y sacrificios a los de Jesús.
En la acción de gracias llegó la sorpresa. La Junta de Gobierno de la Hermandad de la Patrona subió al presbiterio y leyó el acta de nombramiento, de Presidente de Honor a don Francisco Jesús, y el templo, que estaba abarrotado de fieles hasta la calle, prorrumpió en un largo aplauso. Se le entregó un cuadro con el nombramiento y la medalla de la Hermandad. Don Francisco Jesús no pudo evitar, llevado por la emoción, que las lágrimas corrieran por sus mejillas, y así, emocionado, con palabras que brotaban del Corazón, agradeció a todos, de manera muy sentida, aquél homenaje que, dijo, más que merecerlo él, lo merecían todos los villafranqueños que a lo largo de los siglos han mantenido viva la fe y el amor a la Virgen de los Remedios, que también está presente en Guadix, custodiando la salida y entrada al Palacio Episcopal, en un bello azulejo que la Hermandad regaló a don Francisco Jesús para que le acompañará en su nueva misión de obispo de Guadix.
En la Misa el sr. Obispo estuvo acompañado por el párroco de la localidad de Villafranca y el sacerdote que bautizó a don Francisco Jesús, que tiene ya 92 años. También lo acompañaron un grupo de diocesanos de Guadix, que quisieron acompañarlo en la novena y que también se encontraron con la emotiva sorpresa del acto de nombramiento. Tras la Misa, la hermandad tenía preparado un ágape que compartieron los accitanos con la Junta de Gobierno y allegados. El acto finalizó con una interminable cola de paisanos que quisieron felicitar a don Francisco Jesús.
La Virgen de los Remedios ha sido el corazón de la devoción de Villafranca. La imagen fue coronada canónicamente por el obispo de Córdoba, don José Antonio Infantes Florido, en 1986, y es alcaldesa perpetua de Villafranca.
Antonio Fajardo