Huéscar celebró la fiesta de Santo Domingo de Guzmán con un recuerdo a la última comunidad de madres dominicas

Aunque las madres dominicas ya no se encuentran en Huéscar, si continúa quedando en nuestra parroquia el recuerdo y el cariño por todo lo que ellas han hecho a lo largo de los siglos que han estado en el convento. Su labor evangelizadora seguirá siempre presente en Huéscar en la Fraternidad Dominicana Seglar, que sigue venerando y dando culto a su santo fundador.


Por ello, aun en la ausencia de las madres dominicas, este año de nuevo se ha conmemorado la festividad de Santo Domingo de Guzmán con un Triduo preparatorio, los días 5, 6 y 7 de agosto. El día 8 de agosto, coincidiendo con la festividad de Santo Domingo de Guzmán, se celebró Misa solemne.
De una forma especial, cada día se han recordado las tres últimas monjas -Sor Amada, Sor Inés y Sor Rosa María-, que dejaron Huéscar la tarde del jueves 9 de mayo, cuando marcharon al monasterio de las dominicas de Baza.
Y, sobre todo, en el Triduo se ha hecho mucho hincapié, como se hace a lo largo de todo el año, en la importancia de pedir por las vocaciones y de hablar en la familia de la vocación a la vida sacerdotal y consagrada.
José Antonio Martínez
Párroco de Santa María de Huéscar

Huescar SantoDomingo2019 2