Una Semana Misionera culmina todo un año de misión en Gor

La parroquia de Gor está viviendo una semana de misión, del 1 al 7 de julio. Una semana que culminará con una celebración el domingo, que estará presidía por el obispo de Guadix, D. Francisco Jesús Orozco. Y una semana que marca el final de un programa de acción pastoral en clave misionera, que se ha desarrollado durante los últimos siete meses, realizado por las Religiosas Misioneras de la Doctrina Cristiana.


Durante esta semana se han incrementado las actividades en la parroquia de Gor y sus anejos. A las religiosas, que llegaron a Gor en torno a la Navidad, se ha sumado para esta misión parroquial un sacerdote, que ayuda a las hermanas en la predicación y administración de los sacramentos. También, el párroco, Juan José Toral, que no duda en manifestar la buena labor que están realizando estas religiosas, es un pilar fundamental en la acción misionera, durante estos días. Predicaciones en varios momentos del día, celebraciones de la Eucaristía y de la Penitencia, rezo del Rosario, catequesis en la parroquia y en las familias,… son algunas de las actividades que se multiplican en Gor y que han puesto a la parroquia en calve misionera.
Esta semana de misión es el final de más de siete meses, también, en clave misionera. Durante este tiempo, desde que llegaron a Gor las Religiosas Misioneras de la Doctrina Cristiana, han visitado todas las casas del pueblo y de sus anejos, han convivido con los feligreses, han celebrado los sacramentos y, sobre todo, no han dejado nunca de enseñar y de ayudar a profundizar en la fe.
Cuando termine la misión parroquial en Gor, el domingo 7 de julio, las hermanas marcharán a otra parroquia para seguir anunciando el Evangelio y ayudando a quienes quieran escucharlas a revitalizar su fe y a impulsarla, volviendo a descubrir la alegría de creer y de sentirse amado por Dios.
Antonio Gómez