Imprimir esta página

Por San José, Día del Seminario y la experiencia vivida en San Miguel, de Guadix

El Día del Seminario es una cita que visibiliza, año tras año, una de las instituciones más queridas de la diócesis. Es un esfuerzo permanente el que se hace para que aquellos que han sentido la llamada de Dios puedan realizar su preparación y así cumplir el mandato misionero de llevar la Palabra de Dios a todos los rincones de la tierra.


Por ello, con motivo de esta celebración se incrementan las salidas a las parroquias para que los seminaristas den testimonio. Bien es cierto que no llegamos a todas, pero, siempre, en nuestras salidas, aprovechamos para que el Seminario y los rostros de los seminaristas sean conocidos.
Así, en la tarde del 19 de marzo, día de San José, el Seminario tuvo el placer de compartir con la comunidad de San Miguel, de Guadix, y con nuestro querido obispo D. Francisco Jesús, la celebración de la Eucaristía. Ante una iglesia llena, se habló del Seminario, y de la vocación, y de la necesidad de seguir pidiendo al dueño de la mies que envíe trabajadores a su mies.
Y se rezó por el Seminario, una plegaria que no ha de quedar relegada al mes de marzo, sino que ha de ser una constante cada día de nuestra vida. El Señor sabrá darnos lo que necesitamos si se lo pedimos de corazón.
Desde el Seminario de Guadix agradecemos a todos los que nos ayudáis con vuestra oración y con vuestro esfuerzo económico para que esta institución siga cumpliendo su misión. El lema de este año lo resume muy bien: el Seminario es misión de todos.
José Francisco Serrano Granados
Rector