Imprimir esta página

“Tenéis que ser protagonistas de esta hora de la historia diocesana”: Mons. Francisco Jesús Orozco a los religiosos de la diócesis de Guadix

Los religiosos de la diócesis de Guadix celebraron la Jornada de la Vida Consagrada el domingo 3 de febrero con una Eucaristía en la catedral. Allí se dieron cita religiosos de todas las comunidades que hay en la diócesis, como viene siendo habitual en los últimos años, convocados por la delegación para la vida consagrada. Presidió la Eucaristía el obispo de Guadix, Mons. Francisco Jesús Orozco, que animó a los religiosos a “ser protagonistas, también, de esta hora de la historia diocesana”, como lo han sido hasta ahora.

Fue una celebración en la que el obispo, que se encontraba por primera vez con todos los religiosos, después de su ordenación, les dio la gracias por su dedicación y entrega, así como por su vocación. Les agradeció, también a ellos y a sus congregaciones, todo lo que hacen por la Iglesia en la diócesis de Guadix. “Una Iglesia que sabe dar gracias por el don de la Vida Consagrada es una Iglesia que quiere seguir mirando al futuro”, les dijo Mons. Orozco, al tiempo que les animó a seguir trabajando pro las vocaciones, también a la Vida Consagrada, porque son muy necesarias para la Iglesia.

Durante la homilía, el obispo les recordó algunas ideas de la carta pastoral que, con motivo de esta jornada, ha escrito a toda la diócesis, en la que vuelve a dar gracias por el don de la Vida Consagrada, reconoce la gran labor que desarrollan los religiosos en la diócesis de Guadix, y pide que todos recemos y trabajemos por las vocaciones a la Vida Consagrada , porque las necesitamos.

La Jornada de la Vida Consagrada se celebra en la Iglesia cada 2 de febrero, fiesta de la Presentación del Señor en el templo. En la diócesis de Guadix, se suele trasladar esta celebración al domingo más próximo, en esta ocasión el 3 de febrero, para facilitar la asistencia. Es una jornada que sirve para reconocer, como ha señalado el nuevo bispo accitano, la gran labor que realizan los religiosos en la diócesis de Guadix, desde la vida contemplativa en los tres monasterios que hay, hasta los colegios, la atención a las persona mayores o la acción pastoral en parroquias y otras instituciones.

Antonio Gómez