22 feligreses de la parroquia de Purullena participaron en el Encuentro Vocacional del Camino Neocatecumenal, en Murcia

25.000 personas llegadas de toda España y de países como Francia, Portugal, Austria y Ucrania asistieron el domingo pasado, 26 de agosto, al Encuentro Vocacional que anualmente organizan las Comunidades Neocatecumenales y que, en esta ocasión, ha tenido lugar en San Pedro del Pinatar, en Murcia. Entre los asistentes se encontraban 22 feligreses de la parroquia de Purullena que, pese al calor sofocante y sin prácticamente ni una sola sombra en todo el recito, vivieron una de las experiencias de fe más intensas en su proceso catecumenal.


Uno de los momentos más emotivos del encuentro es cuando los jóvenes se ofrecen para ir al seminario o para ingresar en la vida religiosa. Tras invocar al Espíritu Santo, proclamar el Evangelio y realizar una catequesis para despertar las vocaciones de los jóvenes asistentes, un total de 170 chicos se levantaron para ir a los seminarios que las Comunidades Neocatecumenales tienen dispersos por medio mundo y 150 chicas hicieron lo mismo para su ingreso en la vida religiosa.
Antes, Kiko Argüello fue recibido con entusiasmo. «A la batalla, haremos retroceder al demonio», proclamó como saludo. A sus espaldas, un gigantesco altar con una reproducción del Juicio Final pintada por él mismo. Entre los numerosos asistentes, estaba el obispo de la diócesis de Murcia, José Manuel Lorca Planes.
Cabe recordar, que este encuentro ha tenido lugar pocos días después del que se celebró en Roma, en el Circo Máximo, tras la vigilia del Papa Francisco con los jóvenes italianos como culminación de una gran peregrinación por la Conferencia Episcopal Italiana bajo el lema “por mil caminos, hacia Roma”, y en el que también más de 200 chicos y otras tantas chicas se ofrecieron para el sacerdocio y la vida consagrada, respectivamente, y unas 70 familias para la misión.
www.semanasantadebaza.com