¿Cómo es la semana de reflexión para jóvenes que el grupo de la diócesis de Guadix vive en Taizé?

Del 19 al 26 de agosto de 2018, se está celebrando en Taizé una semana especial destinada a personas entre 18 y 35 años. Durante esta semana, el programa de actividades se dirige específicamente a jóvenes adultos de esta franja de edad, ya sean estudiantes, profesionales, voluntarios o en búsqueda de empleo. Un grupo de jóvenes de la diócesis de Guadix está participando de esta experiencia que, a buen seguro, les va a dejar una profunda huella. Durante siete días van a convivir con miles de jóvenes de todo el mundo y, sobre todo, van a experimentar lo que aporta Taizé, tanto en el plano espiritual como en el personal.


El objetivo de esta semana es facilitar que jóvenes adultos con situaciones vitales o experiencias profesionales similares puedan encontrarse y compartir y reflexionar juntos sobre su futuro a la luz de la fe.
Después de la oración de la mañana, cada día tiene lugar una introducción bíblica. A continuación, a las 10h, hay un foro en el que intervienen diferentes invitados – jóvenes de otros continentes, personas comprometidas en experiencias solidarias, representantes de organizaciones internacionales o de comunidades cristianas – . Tras el foro, se forman pequeños grupos, organizados por temas: salud, trabajo social, ciencias naturales, educación, teología, economía, informática, arte,... Otros grupos reúnen a todos aquellos que buscan reorientar su camino o que dudan entre varias formaciones.
A primera hora de la tarde suele haber una “fiesta de los pueblos” y, a continuación, diferentes talleres con ponentes invitados, que terminan con un espacio para el ensayo de cantos.
También hay talleres específicos para personas que hayan tenido la experiencia de permanecer varios meses en Taizé, o que han preparado un encuentro europeo o internacional en otros continentes, o que se han formado parte durante un tiempo de una fraternidad provisional. De esta manera, todos caben en la semana especial que se está viviendo en Taizé y a la que asiste un grupo de jóvenes de la diócesis de Guadix.
Otras celebraciones, como la de la Eucaristía, y momentos de convivencia con los jóvenes llegados de otros países completan las jornadas que estos jóvenes de la diócesis accitana están viviendo en Taizé.
Antonio Gómez