Todas las parroquias participaron en la apertura del Año de la Misericordia en la Diócesis de Guadix

El Obispo de Guadix, Mons. Ginés García, abrió la Puerta Santa de la catedral para inaugurar el Año de la Misericordia en la diócesis accitana. A la celebración, que tuvo lugar el domingo 13 de diciembre, asistieron más de 2000 personas,  venidas de todas las parroquias de la diócesis. Después, todos pasaron por la Puerta Santa y participaron en la celebración de la Eucaristía, en una mañana de fiesta que inicia todo un año de celebraciones y actividades en torno a la catedral, el único templo jubilar en la diócesis accitana.

La celebración jubilar en Guadix comenzó en una plaza próxima a la catedral, la plaza de Santiago. Allí estaban convocados todos para comenzar una marcha hacia la catedral. Primero hubo unas oraciones y la lectura de parte de la Bula de convocación de este jubileo: la Misericordiae Vultus. Después, presidida por el Vicario General, José Francisco Serrano, se inició la marcha festiva, acompañada de cantos, que atravesó la plaza de Las Palomas hasta llegar a la fachada de la catedral, donde esperaba el Obispo. En el trayecto, los asistentes iban portando banderolas con el nombre de cada parroquia. Estaban todas, o casi todas, las parroquias de la Diócesis de Guadix, acompañadas por sus párrocos.

Ya en la fachada, tras las oraciones, Mons. Ginés García abrió la Puerta Santa de la catedral accitana, conocida como “puerta de San Pedro”. Esta es la puerta que hay en la parte izquierda de la fachada de la catedral. Adornada con flores y remozada para la ocasión, la puerta abierta permitió que todos los fieles, detrás del Obispo, entraran en el templo jubilar para celebrar la Eucaristía. Fue un momento lleno de emoción.

Cabe destacar la participación de todos durante la celebración de la Eucaristía, con canciones en la que todas las parroquias podían cantar y con un ambiente de recogimiento, a pesar de estar llena como nunca la catedral. El Obispo, en la homilía, invitó a vivir con intensidad este Año Jubilar de la Misericordia: “estoy seguro que el Señor quiere bendecirnos, y lo va a hacer; nos va a mostrar su rostro misericordioso para que también nosotros seamos misericordiosos con los demás”, dijo.

En la homilía, ante la pregunta de qué es lo que debemos hacer en este año jubilar, el prelado propuso tres acciones: una primera, “hacer que este año sea un momento de verdadero encuentro con el Señor”; la segunda, que este año sea “la oportunidad de emprender un verdadero camino de conversión personal y comunitaria”; y la tercera, “ser misericordiosos como Dios es misericordioso”. Terminó Mons. García invitando a vivir  este año  como “una oportunidad de gracia para volver al Señor”.

Finalizó la Eucaristía con la oración del jubileo, que fue leída por todos los asistentes, y con la bendición apostólica que impartió el prelado antes de desear a todos un buen regreso a cada una de las parroquias.

Durante toda la celebración, y desde el comienzo de los actos, hubo sacerdotes confesando a los fieles que quisieron experimentar la misericordia de Dios en el Sacramento del Perdón.

Fue una celebración festiva, llena de emociones, muy participada, con fieles de todas las parroquias, que inaugura un año  lleno de encuentros jubilares y peregrinaciones. El primero que hay convocado es el jubileo de las familias, que será el domingo 27 de diciembre. Están convocadas por el Secretariado de Familia y Vida todas las familias, parejas, novios y embarazadas para celebrar la Eucaristía y ganar el jubileo.

El Año Jubilar que se ha inaugurado en la Diócesis de Guadix comenzó en toda la Iglesia el 8 de diciembre, cuando abrió la puerta Santa el Papa Francisco en la Basílica de San Pedro. Se va a prolongar hasta el 20 de noviembre de 2016. En la Diócesis de Guadix, como en el resto de diócesis del mundo, se clausurará una semana antes: el 13 de noviembre. Este Año de la Misericordia va a ser, sin duda,  un año de gracia para toda la Iglesia y también para  la Diócesis de Guadix.

Antonio Gómez