El Director del Secretariado de Juventud da las gracias por haber completado el Camino de Santiago

"El Señor ha estado grande con nosotros  y por eso estamos alegres" (Salmo 125, 2-3)

Recién  llegados del Camino de Santiago, desde este espacio que nos ofrecen las nuevas tecnologías, quiero daros las gracias a todos aquellos que habéis participado en el Camino de Santiago con la pastoral juvenil.

Bonita experiencia la que hemos vivido en estos días haciendo el Camino de Santiago y llegando a  la tumba del santo apóstol, el amigo del Señor Jesucristo.

Eran muchos los esfuerzos que todos los componentes del secretariado habíamos puesto en organizarlo. Y el lunes  28 de julio, en la parroquia del Sagrado Corazón de Jesús,  estábamos reunidos para tener nuestra oración de envío, presidida por nuestro hermano José Francisco Serrano, rector del seminario. Desde allí salimos en autobús, comenzando nuestra primera etapa.

A pesar de las muchas horas de autobús, al llegar al pueblo de Samos todos teníamos muchas ganas de hacer nuestra primera etapa hasta Sarria. Fueron en torno a 17 Kilómetros que, sobre todo, se hicieron duros en la última parte. Aunque cuando hay ganas e ilusión, y cuando, por encima de todo, prima la fe, la esperanza y la caridad de unos con otros para poder echar una mano en los momentos difíciles, todo es posible. Y así se ha demostrado a lo largo de estas 7 etapas que hemos realizado del Camino de Santiago.


No todo ha sido andar físicamente, sino que, también, hemos llevado a cabo un camino espiritual de fe,  con el fin de encontrarnos con ese otro compañero de camino que es  Jesucristo. Por eso, cada una  de nuestras jornadas ha comenzado con una oración y ha terminado con la acción de gracias más grande que tenemos los cristianos: la Eucaristía.

Son  muchas las imágenes que en este momento me vienen a la cabeza. Sería difícil quedarme solo con una. Todas ellas forman parte de un gran puzle que hace que estos días hayan sido inolvidables. Hay momentos que aun llegan a mi cabeza y que me permiten darle gracias a Dios por habernos regalado el don de la fe.

 Dicen que el momento más bonito es la llegada a la plaza del Obradoiro, donde se contempla  la belleza de la Catedral y donde ves realizado, por fin, tu sueño de haber hecho el Camino de Santiago. En ese  momento, después de los respectivos abrazos de felicitación, tuvimos una oración por nuestro seminario, por nuestra diócesis, por los jóvenes que colaboran en el secretariado y por nuestro obispo. Fueron plegarias que se repitieron  en las distintas celebraciones en la catedral compostelana.

No puedo terminar sin agradecer el trabajo que hacen todos los que colaboran dentro de nuestro Secretariado de Juventud y que se han esforzado por preparar esta última actividad del curso del secretariado. También les doy las gracias  a los que han participado en dicho camino. Que Dios os siga colmando de todo tipo de bendiciones.

José Antonio Martínez Ramírez

Director del Secretariado de Infancia y Juventud