Terminó el campo de trabajo en la parroquia de Jérez del Marquesado

Durante una semana, unos 60 chavales han disfrutado de un campo de trabajo organizado por la parroquia de Jérez del Marquesado. Comenzó el domingo 13 y se clausuró el domingo 20 de julio.  Han sido 8 días intensos, llenos de actividades, con juegos, charlas formativas y celebraciones.

Este campo de trabajo cumple ya su cuarto año de edición, de manera que se presenta como una oferta cultural y educativa ya consolidada. Para atender y cuidar de los 60 chavales que participan, la parroquia cuenta con un número de jóvenes que prestan sus servicios de manera desinteresada. Algunos de estos voluntarios han venido de la parroquia de San Francisco, en la ciudad de Granada. Allí hay una comunidad de jóvenes muy activa y comprometida, y no han dudado en desplazarse hasta Jérez del Marquesado para prestar su ayuda a la parroquia. También había voluntarios de la misma parroquia.

El campo de trabajo tenía como tema “Somos una familia, una Iglesia divertida”. Las actividades programadas se han desarrollado con total normalidad y, a decir por su párroco José María Tortosa,  “se han cubierto los objetivos propuestos: vivir la fe, compartir experiencias, prevenir en drogodependencias y realizar talleres educativos”.

La Eucaristía dominical ha marcado el comienzo y el final de la semana de actividades. La Eucaristía del domingo 20 de junio tuvo carácter familiar, pues estaban invitados no solo los chicos y chicas que han participado, sino también sus padres y hermanos.

 

Desde la parroquia se agradece la colaboración de todas aquellas personas que se han sentido implicadas, desde los voluntarios hasta aquellas familias que les han acogido e invitado a comer. También se agradece la colaboración del Ayuntamiento de la localidad, que ha prestado el salón multiusos, las pistas deportivas, los pases para la piscina y el material de apoyo, todo ello a través del concejal de cultura y deportes.

A decir por lo bien que se ha desarrollado un año más este campo de trabajo, cabe pensar que el próximo año habrá una nueva edición. No en vano, esta semana de actividades ya forma parte del inicio del verano en la parroquia de Jérez del Marquesado.

Antonio Gómez