Imprimir esta página

Aguinaldos por Navidad en la parroquia de Jérez del Marquesado

Por segundo año consecutivo, la Parroquia de Jérez del Marquesado ha organizado los aguinaldos por Navidad. Son los grupos de catequistas, liturgia, coro y ministros extraordinarios de la comunión los encargados de esta iniciativa, cuyo objetivo es llevar la comunión a los enfermos del pueblo y cantar juntos villancicos por casas, calles y plazas, en toda una tarde-noche. Empezamos en la capilla del sagrario con una oración de ofrecimiento de la jornada y presentación de los enfermos y ancianos al Señor.

 

La iniciativa va tomando forma y este año se ha contado con una excelente organización y con la participación de muchas personas que hacen posible este acontecimiento.

Salimos reconfortados cuando pasamos por las casas de aquellos que previamente nos han invitado. El año pasado sólo fueron cuatro los enfermos que pidieron nuestra presencia en su casa, pero este año han sido 14 los ancianos y enfermos visitados. Nos dan muchos ánimos y nos hacen pasar unos momentos emotivos y tiernos, así como sus familias que, en todo momento, muestran el agradecimiento con palabras y gestos, ofreciendo el tradicional aguinaldo navideño.

Terminada la sesión con los enfermos y ancianos, pasamos a la sesión con los “sanos”, (risas) que, no sólo se compone de dulces, sino también de “chorizos, morcillas, queso, jamón, carne a la brasa, fruta…”, a lo que respondemos con un villancico: “arre borriquito, vamos a Belén, que mañana es fiesta y al otro también. Arre  borriquito, vamos a Belén, saca los chorizos que queremos comer”. La sesión de villancicos en cada casa concluye con un “que seas feliz en Navidad, que vivas junto a la humanidad”. Y para concluir la experiencia, un final muy dulce: chocolate para todos y todas; besos y abrazos y, hasta mañana con una oración de acción de gracias al Señor.

La acogida de esta iniciativa a todos los niveles, es genial. Se liman asperezas, se consolidan vínculos de amistad y se hace más llevadera la Navidad que este año tuvo como pórtico de entrada una cena con el fin de recaudar fondos para el arreglo del tejado del templo parroquial.

J. Tortosa

Párroco de Jérez