Cartas Pastorales - Diócesis de Guadix

La mirada de un niño Con motivo de la “Campaña contra el hambre” de Manos Unidas 2011

Escrito por el
Queridos hermanos y hermanas: La mirada de un niño es una de las estampas más tiernas y conmovedoras con las que nos podemos encontrar en la vida. En la mirada de los pequeños se transmite inocencia pureza, es una mirada limpia, sin dobleces, sincera; la mirada de un niño transmite como ninguna otra la alegría, pero también la tristeza más profunda. Cuando vemos la mirada de esos niños a los que falta lo necesario para vivir: pan, casa, familia, salud, vestido, educación, estamos palpando una tristeza que implora y no agrede, se nos muestra la tristeza impotente del que no sabe pedir, por eso mira, sus ojos son ya una petición, un grito de auxilio a tantos hombres y mujeres…
Leer más ...

“Queremos ver a Jesús” (Jn 12,21) Un deseo permanente en el corazón humano, con motivo del día del DOMUND 2010

Escrito por el
La petición de los griegos expresada en el evangelio de San Juan, revela como pocas el deseo permanente que se esconde en el corazón humano. El hombre quiere ver a Jesús, quiere descubrir en su vida a Aquel que da respuesta a los grandes interrogantes de la condición humana, al que es capaz de colmar el deseo de plenitud al que aspira todo hombre. Es Felipe, uno de los discípulos, el que hace de mediación para hacer llegar el deseo de aquellos hombres a Jesús, pero no va sólo, asocia a su encargo a otro discípulo, Andrés. Este texto evangélico nos lleva al corazón de la misión evangelizadora de la Iglesia. Los hombres quieren ver a Jesús, para ello se…
Leer más ...

Carta con motivo del dia del Seminario 2010

Escrito por el
Queridos Diocesanos: Es un gesto de la Providencia que sea el Seminario el tema y motivo de mi primera carta como Obispo de Guadix.Cada año, la fiesta litúrgica de San José nos trae el Día del Seminario. Toda iglesia diocesana tiene en su seminario el centro de su vida. El seminario es el signo de la vitalidad de una iglesia. En esta carta quiero proponer la grandeza de la vida sacerdotal, al tiempo que pido la oración, el afecto y el apoyo para los sacerdotes y para lo que ellos representan, y, por tanto, para los que se preparan para tan alto ministerio, los seminaristas. La vocación sacerdotal es una gracia de Dios; como su nombre indica es una llamada…
Leer más ...