Charlas cuaresmales y Vía Crucis en La Peza

El pasado miércoles comenzaron las charlas cuaresmales de la parroquia que se imparten en casa de algunos vecinos con una concurrencia numerosa. Las charlas se imparten en tres lugares distintos del pueblo de la Peza y a tres horas distintas para dar la posibilidad a la mayor parte de los fieles y vecinos a asistir a ellas. Este horario es el siguiente: a las 6 de la tarde, en c/Las Eras, en casa de Ángeles; a las 6,45, en c/en Avda. Alcalde Carbonero, en casa de Ángeles de la panadería José Castro; y en Placeta del Conde, en los bajos de la casa del hijo de Marielia, a las 8 de la tarde.


Estás charlas ayudan a reflexionar sobre las verdades fundamentales de nuestra fe que la Cuaresma nos invita a considerar, como son la realidad de que somos creados y amados de Dios, que el pecado y el mal nos apartan de Él, que Cristo sufrió su pasión y Cruz por salvarnos, que por medio del Bautismo y de los demás sacramentos participamos de la vida de Cristo resucitado viviendo según los mandamientos de la ley de Dios, las bienaventuranzas y las obras de misericordia.
En estas charlas se transmite que la Cuaresma es el tiempo propicio que Dios nos da con gracias especiales para renovar nuestra vida espiritual, para "desempolvar" nuestra fe o reavivar el rescoldo de la misma, apagada a menudo por desencantos, decepciones o, simplemente, por las ocupaciones y afanes de la vida. La Cuaresma es tiempo favorable, es tiempo de salvación.


Vía Crucis
También se inició, el viernes 15 de marzo, a las 9 de la noche, el Vía Crucis por las calles del pueblo con la participación de un pequeño número de personas. La tranquilidad del pueblo y el silencio de la noche ayudaba a realizar este ejercicio espiritual recomendado por la Iglesia, especialmente por los santos, y, muy particularmente, en este tiempo de Cuaresma. De una manera sencilla, pero piadosa y fervorosa se recorrieron las 14 estaciones del Vía Crucis, distribuidas por distintas fachadas del pueblo y, en silencio o con sencillos cantos propios de este ejercicio de piedad, pudimos meditar y profundizar en la Pasión de Ntro. Señor Jesucristo.
Desde la parroquia de La Peza se anima a todos a aprovechar estas prácticas cuaresmales que se nos ofrecen para renovarnos en su gracia y para descubrir nuestro bautismo y nuestra condición de hijos de Dios y resucitados con Cristo. En muchas parroquias también se ofrecen este tipo de prácticas u otras parecidas que es necesario no dejar pasar. La Cuaresma, como dice la carta de San Pablo en la segunda lectura del Miércoles de Ceniza, es tiempo favorable es tiempo de salvación. No echemos en saco roto la gracia de Dios.
Juan Manuel Romero
Párroco de La Peza

1 WhatsApp Image 2019 03 018

1 WhatsApp Image 2019 03 019