Los mayores y enfermos de Huéscar le abren las puertas al Niño Jesús

Hace ya unos cuantos años que un grupo de jóvenes voluntarios del proyecto “Lazos”, de Caritas, realizan visitas a personas mayores, a lo largo del curso, con la finalidad de acompañarles y darles cariño. Esas visitas a las casas son momentos de encuentro entre las personas mayores visitadas y el voluntariado. Según el temperamento de cada mayor, se convierten en momentos para charlar, compartir experiencias, anécdotas o, simplemente, estar.

Es sabido que la Navidad es una época del año especialmente sensible para las personas mayores que están solas, ya que son días que todos queremos compartir con la familia y los amigos. Por ello, cada año, para aliviar “un poco” esa soledad, los voluntarios de Cáritas Parroquial de Huéscar, junto con los niños del coro de Santa María, realizan una visita muy especial por Navidad a los mayores. Este año ha sido durante la tarde del 2 de enero. Acompañados por párroco José Antonio Martínez y el diácono John Alexander, este grupo fue acercando la Navidad a los mayores. Les llevaban el Niño Jesús a sus casas, cantando villancicos y rezando oraciones.

Fue una tarde diferente, muy emotiva y gratificante para todas las personas que participaron, de forma desinteresada, en esta actividad. Las personas mayores y sus familias manifestaron, también. una gran satisfacción, y abrieron las puertas de sus hogares y sus corazones en un día tan especial, cargado de ilusiones. Desde la parroquia, queremos seguir pidiéndole al Niño Dios que con su mano amorosa siga bendiciendo a todos los mayores de Huéscar y, de una forma especial, que siga bendiciendo a Cáritas.

José Antonio Martínez
Párroco de Santa María de Huéscar