La iglesia Mayor de Baza dedica su campario al beato Manuel Medina Olmos

Cuando se cumplen 25 años de su beatificación, se recuerda, así, que fue quien coronó canónicamente a la Virgen de La Piedad

 El año que se acaba, 2018, ha sido el año en el que la diócesis de Guadix ha celebrado el 25 aniversario de la beatificación del obispo Manuel Medina Olmos. En la catedral accitana, se celebró, justo cuando se cumplía el 25 aniversario, el 10 de octubre, una Misa de acción de gracias. Y en muchos lugares de la diócesis ha habido actos conmemorativos o celebraciones de recuerdo y acción de gracias. Uno de esos lugares, en los que ha habido algo especual con motivo de este aniversario ha sido la parroquia Mayor de Baza, que ha dedicado su torre y sus campanas al Beato Manuel Medina Olmos, en recuerdo de su paso por la diócesis y, en concreto, por la ciudad de Baza, como obispo. Sobre todo, se le recuerda porque fue el que impulsó la Coronación Canónica de la Virgen de la Piedad, el 14 de septiembre de 1930. Una placa recoge, desde el mes de octubre, esta dedicatoria del pueblo de Baza al beato Manuel Medina Olmos

Primera visita del obispo a Baza

  1. Manuel Medina Olmos fue consagrado obispo el 2 de octubre de 1928 y tomó posesión de su sede en Guadix, el 30 de noviembre del mismo año. Fue al mes siguiente, el 29 de diciembre de 1928, cuando hizo su entrada solemne a la ciudad de Baza. El lugar de encuentro para la entrada fue la Venta del Baúl. Hasta allí se trasladaron autoridades civiles y eclesiásticas bastetanas y con gran solemnidad recibieron al señor obispo acompañándolo hasta Baza.

Al llegar a la Plaza Mayor, completamente llena de bastetanos, las campanas de la colegiata voltearon de alegría dando un gran recibimiento al obispo. Una vez en el interior de la iglesia Mayor, y revestido con los ornamentos pontificales, se celebró una gran ceremonia religiosa acompañada por el coro y el órgano que lucía dicho templo.

Ya por la tarde, el obispo quiso visitar la Iglesia donde los padres Franciscanos custodiaban la Virgen de la Piedad, tan querida por las gentes de la ciudad de Baza y asistió a una Hora Santa, que se había preparado para tal evento. Dos años más tarde, el obispo Manuel Medina Olmos preparó los trámites de la documentación que exigía la Santa Sede para la Coronación de la Virgen de la Piedad, de Baza. Y, finalmente, la coronó, el 14 de septiembre de 1930. Por ese motivo fue declarado Presidente Honorario de tal evento.

Una placa

Coincidiendo con el aniversario de su beatificación, la iglesia Mayor, de Baza, no ha querido quedarse atrás en este momento histórico para la diócesis de Guadix, y ha repuesto una placa conmemorativa dedicada a al beato, obispo y mártir , Manuel Medina Olmos. En dicha placa se reconoce que se le dedica la torre y el campanario de esta gran colegiata por todo el trabajo y empeño que realizó en ésta ciudad y, sobre todo, por haber sido presidente honorario de la Coronación Canónica de Nuestra Señora de la Piedad, tan querida y venerada por el pueblo bastetano.

Coincidiendo con este aniversario, además, las diócesis de Guadix y de Almería han editado, de manera conjunta, una novena en honor de los beatos Manuel Medina Olmos y Diego Ventaja, para facilitar y fomentar su devoción. Esta novena se puede recoger en la iglesia Mayor, como en las demás parroquias, y se anima a todos los fieles a que la recen con devoción, solicitando la intercesión de los beatos.

Rafael Tenorio

Vicario parroquial de Baza