La diócesis de Guadix comienza el nuevo curso pastoral, marcado por la espera de un nuevo obispo

 

Comienza el curso pastoral en la diócesis de Guadix y lo hace con la expectativa de que, en las próximas semanas o meses, se nombre un obispo para la diócesis accitana, que se encuentra en situación de sede vacante desde el pasado mes de febrero. Desde entonces, y a la espera del nuevo prelado, al frente de la diócesis está el sacerdote José Francisco Serrano, que era el vicario general y que fue nombrado administrador diocesano, tras la marcha de D. Ginés García a Getafe. José Francisco será el encargado de marcar el ritmo de los primeros pasos del nuevo curso pastoral en la diócesis de Guadix. Ya ha convocado la reunión de comienzo de curso, que tendrá lugar el miércoles 19 de septiembre, en el Centro Diocesano de Espiritualidad.

Están convocados todos los curas de la diócesis y el diácono. Será una reunión para programar el nuevo curso pastoral 2018-19, el calendario de actividades, de reuniones, y las líneas de acción a seguir para que la vida diocesana siga fluyendo con normalidad. Se parte de lo programado en el Plan de Evangelización, que entra en su segundo año, y que marca algunos de los itinerarios a seguir.

Juventud, familia, vocaciones... fecundos en el mundo por la santidad” será el eslogan que va a animar la vida pastoral en la diócesis de Guadix. Marca los tres campos de acción que se consideran prioritarios y en los que habrá que incidir en las acciones pastorales: los jóvenes, las familias y las vocaciones. Y todo desde la llamada a la superación y al compromiso, como nos recuerda el papa Francisco en su exhortación apostólica Exultate et Gaudete, en la que habla de la llamada a la santidad. Se ha editado un cartel que estará presente en las parroquias durante todo el año y que nos recordará a todos cuál es el camino.

El administrador diocesano ya ha tenido que tomar las primeras decisiones de cara al nuevo curso pastoral. En julio y en septiembre, realizó nombramientos pastorales para ajustar la distribución el clero. También ha nombrado a José Antonio Robles como director del Centro de Estudios Teológico Pastorales “San Torcuato”, el CETEP, como es más conocido. Está gestionando la puesta en servicio del recién inaugurado Hospital Real de Guadix como centro de cultura, y la Casa Sacerdotal, que está previsto que abra en breve. La Escuela de Fundamentos Cristianos, los grupos de Evangelio y Vida, así como las jornadas diocesanas de jóvenes y familias son otras de las actividades en las que ya viene trabajando. De todo esto se hablará, sin duda, en la primera reunión del curso pastoral.

Y todo con la mirada puesta en el que, se presume, próximo nombramiento de obispo para Guadix. Aún no se sabe ni cuándo será, ni quién, pero sí que ya queda menos. Se van a cumplir siete meses en situación en sede vacante en la diócesis de Guadix, pero no de parada de la vida pastoral. Al contrario, lo vivido antes del verano y en estos comienzos de curso dan muestra de que la diócesis accitana sigue adelante, tan viva y comprometida como siempre.

Antonio Gómez